29 may. 2011

Le bajé las estrellas de un solo golpe, tal vez ese fue mi error. Ofrecí cada día y cada noche el alma y el corazón pero no le bastó, no fue suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario