13 sept. 2011

Bariloche 20 11 -

No sé si es la depresión post Bariloche o qué. Pero recién ahora caigo de que, ya está, ya se terminó todo. Ya viví la mejor experiencia de mi vida, los mejores 11 días y ahora solo me quedan menos de 3 meses de mi último año de colegio. Sí, me quiero pegar 3 tiros, literal. 
No quiero terminar, no quiero dejar mi grupo, mi colegio, aunque a veces (la mayoría) lo odio y no quiero ir, ahora me doy cuenta de que no quiero perderme un día maaaas ahí adentro. No quiero dejar MI banco, no quiero dejar los recreos, no quiero dejar de saltar, de gritar, de pelearnos, no quiero dejar de hacer nada de todo lo que hice la mayor parte de mi vida.
Bariloche fue el mejor viaje que podría haber hecho. No me lo voy a olvidar nunca. Me acuerdo desde el día anterior a viajar, hasta el día en que llegué. Ya quedarme sin voz en el micro de ida de tanto cantar; saltar y descontrolar todo el hotel; caernos; hacer las previas; bailar y no dar maaas pero seguír ahí; llegar y desayunar todos juntos; subir hasta la habitación y darte cuenta de que no tenes la llave y que ninguno de los de tu pieza la tiene; quedarte afuera de la habitación tirando la puerta abajo durante 3 horas, resignarte e irte a dormir a la pieza de al lado; ir a la excursión con resaca y no entender nada de la vida; comer nieve; decir a cada rato "no caigo que estoy acá"; putear a las otras empresas; llamar molestando a las habitaciones; hacer guerra de espuma/talco y todo lo que encuentres a mano cuando llegas de bailar; escuchar las indicaciones de emergencia de Cerebro y Roket; putear al coordinador pero cuando estas acá extrañarlo como a naaaaadie; perderte los micros y tener que subirte a otro en donde no conoces a nadie, pero no importa porque en BRC somos todos amigoos; ir por los pasillos tocando las puertas y ver que todos los boludos salgan; gritar 'yo de aca no me voooooooy', cuando sabés que te vas en horas.
Esto no es ni la mitad de Bariloche. Todos dicen "no es para tanto, es un viaje", y eso decía yo antes de irme, pero solo cuando lo vivís te das cuenta de que no es un viaje nada más, es todo tercero, es tu último año, son 11 días que no te vas a olvidar jamás.

Yo sé que me lleve mucho, pero quiero volver por el resto.







No hay comentarios:

Publicar un comentario