20 nov. 2011

Si tuviera el tiempo, me gustaría parar el mundo y hacerte mío, y todos los días me quedaría igual contigo.  eres el único Dios que siempre he necesitado. Estoy aguantando y esperando por el momento en que me encuentres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario