28 mar. 2011

Martes 29, 12.46 a.m

Y ahora no se que es lo correcto. No se si lo que era mí el BIEN, es el bien o es el mal. Ya me da igual, me da igual todo lo que pueda pasar, como dicen "dejo que a mi suerte la maneje el destino". Y si empiezo a hacer cosas que antes criticaba, es porque busco algo diferente, porque ya todo me da igual, porque al fin y al cabo no se hasta que punto eso era "malo". Al diablo todos, y si te molesta, lo hago aproposito. Aprendí a reirme de todo, sí de todo. Nadie vale tanto la pena como para amargarse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario