23 mar. 2011

The other side of the world.

En el mar y muy lejos ella espera como un iceberg, esperando cambiar. Pero por dentro se siente fría, ella quiere ser como el agua. Todos los músculos se estiran en su cara, entierran su alma en un abrazo. Son todos lo mismo, tal como el agua.
Luego el fuego se extingue, pero gran parte del día está lleno de excusas agotadas. Pero es demasiado difícil decirlo, ojalá fuera simple. Pero nos rendimos demasiado fácil, estás lo bastante cerca para ver que Tú eres el otro lado del mundo para mí. Ahí viene la luz del pánico, sosteniéndose con los dedos y los sentimientos por igual. Pero ha llegado el momento de avanzar. ¿Puedes ayudarme? ¿Puedes dejarme ir? ¿Y todavía puedes amarme cuando ya no me puedas ver
? Luego el fuego se extingue, pero gran parte del día está lleno de excusas agotadas. Pero es demasiado difícil decirlo, ojalá fuera simple. Pero nos rendimos demasiado fácil, estás lo bastante cerca para ver que Tú eres el otro lado del mundo para mí. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario